En Vivo

Ballena franca austral

Nos sumergimos en las aguas del Atlántico Sur para conocer la sorprendente historia de la ballena franca austral.

Compartir

Nos sumergimos en las aguas del Atlántico Sur para conocer la sorprendente historia de la ballena franca austral.

En el noreste de la provincia de Chubut, se ubica la ciudad de Puerto Madryn. Allí miles de personas se reúnen para avistar a las ballenas su medio natural. Este lugar se ha convertido en un espacio de conservación, un auténtico santuario de ballenas.

Desde distintos puntos de los fríos mares del sur, las ballenas francas llegan a la península. Vienen a aparearse, dar a luz y a amamantar a sus crías, ya que encuentran en esta región el lugar ideal para ese momento tan especial.

El apareamiento de las ballenas francas constituye un verdadero fenómeno. En este ritual intervienen una hembra y hasta media docena de machos. La hembra suele negarse, por lo cual, varios de ellos lo intentan hasta lograr la cópula. El período de gestación dura casi un año.

No son ellas las únicas que llegan hasta aquí. Entre mayo y junio, junto a las ballenas llegan los primeros turistas.

El área protegida de El Doradillo fue creada por el municipio de Puerto Madryn en el 2001. A diferencia de otras regiones, brinda la posibilidad de acceso público durante todo el año.

A pesar de tener una morfología tan diferente a la nuestra, tenemos íntimo parentesco con las ballenas. Según los descubrimientos científicos descendemos de un ancestro común que se remonta hace más de 200 millones de años.

Atlántico Sur

Ver más